Los juegos como herramientas de capacitación

Los juegos han surgido como una de los más seductores anhelos de muchos capacitadores, pero ¿qué hay en un juego que pueda añadir valor a la capacitación empresarial?

Vimos en una entrega anterior que  las ayudas visuales, los objetivos de la capacitación y los conocimientos previos del participante deben ser considerados al momento de definir el valor instruccional de un gráfico.  Cuando usted ve la palabra “juego”, ¿piensa en un entorno del tipo espectáculo como “Jeopardy” o “Quién quiere ser millonario”, un juego de mesa como “Monopolio” o uno de estrategias?

Destacar el valor de los juegos en las capacitaciones es lo mismo que reclamar el valor de gráficas, videos o cualquier otro método de entrenamiento.  Ni más ni menos.  Juegos y dinámicas para “animar” una sesión de capacitación en momentos críticos como el inicio, para “romper el hielo”, o luego de varias horas de trabajo para “despertar” a los participantes, son útiles y recomendables.  La recomendación: seleccionar juegos que destaquen los contenidos y faciliten la apropiación del conocimiento, que aclaren los conceptos al tiempo que tornan el aprendizaje ameno.

Los juegos encierran todo un potencial de ambientes de aprendizajes por lo que  no sería justo hacer juicios generalizados acerca de ellos. Lo que sí es importante es considerar las expectativas de la audiencia, sus conocimientos previos y  los objetivos de aprendizaje para elegir aquellos juegos que faciliten la comprensión de los contenidos en lugar de distraer; que ayuden a lograr los aprendizajes en lugar de solamente entretener.